Proyecto Desayunos Solidarios

comedor-dibujo2

comedor-dibujoEn los últimos años ha crecido el número de personas y familias cuya situación es de extrema pobreza y total desamparo. Al eterno problema del hambre se suma, cada vez más, la falta de un techo bajo el que cobijarse. Salimos a la calle en estas noches frías y vemos como “los sin techo” buscan abrigo bajo un puente o una marquesina, en un cajero o en un portal abierto y arropados por un cartón.

En los Comedores Sociales escuchamos el latir de esta situación día a día y seguimos siendo fieles al compromiso de servir a quienes más nos necesitan. Son cada vez más las cenas que se sirven y cada vez mayor la necesidad de aquellos que, además de un plato de comida caliente, buscan el apoyo de una sonrisa o la palabra amable de quienes podemos dedicar unos instantes para escucharles.

Cada domingo, cuando los comedores sociales en general cierran sus puertas, voluntarios de la Orden de Malta reparten desayunos para personas necesitadas desde las 8.30 hasta las 11 horas. Lo hacen desde hace un año y en colaboración con la parroquia carmelita de Santa Teresa y San José (Plaza de España, 14) y con la parroquia salesiana de María Auxiliadora de Atocha (Ronda de Atocha, 25). De este modo se da «cobertura» a dos de las zonas de Madrid donde la afluencia de pesrsonas necesitadas es más numerosa: Plaza de España y Atocha.

UN PROYECTO QUE NACE EN CUARESMA

En 2013, el Proyecto ya permanente de «Desayunos Solidarios», nació como una idea para recuperar en el tiempo de Cuaresma. En él se implicaron varios colegios de Madrid con la recogida de alimentos. También algunas empresas cedieron sus primeros productos. Los voluntarios comenzaron a repartir estos desayunos y el resultado fue de tal éxito que los «Desayunos» pasaron a ser semanales y a contar con una red de voluntariado, apoyo y acogimiento cada vez mayor en Madrid.

NUEVAS NECESIDADES: UN ROPERO Y «NADIE SIN ZAPATOS»

En el día a día, cada domingo, las personas necesitadas comentaban a nuestros voluntarios que tenían otras necesidades: Ropa y Calzado. De este modo, y de una forma «natural», se fue pidiendo y recogiendo ropa y creando dentro de la Iglesia de Santa Teresa y San José un ropero que iba creciendo y un grupo de personas beneficiadas que continua en aumento

«NADIE SIN ZAPATOS»

sin-zapatos

“Nadie sin zapatos” es una iniciativa de ayuda social integrada dentro del servicio de Ropero del Programa de “Desayunos” de la Orden de Malta.

Este proyecto, nació como respuesta a ver cada domingo, que las personas necesitadas, que acudían los domingos a los desayunos de la Orden, necesitaban además cubrir otra de sus necesidades básicas: el calzado. De este modo, y gracias a la colaboración de una de nuestras voluntarias, nació “nadie sin zapatos” cuyos dos ejes son:

Atender una necesidad muy concreta: la demanda de zapatos por parte de personas en situación de exclusión social que acuden a comedores

Fomentar la cultura del reciclaje en contraposición a la de usar y tirar.

Consiste en recoger zapatos de particulares y empresas:

Si son usados, llevándolos a reparar para que estén en las mejores condiciones: limpieza, suelas y tapas nuevas, plantillas interiores…según lo que cada par demande, clasificándolos y entregándolos de manera coordinada y tras una evaluación de necesidades, a personas muy necesitadas.

Si son nuevos, normalmente procedentes de excedentes de fábrica que ya no tienen salida en el mercado, recibirlos y entregarlos de manera coordinada igual que se hace con los zapatos usados.

Recuperar deportivas cuadr 2

De momento esta iniciativa se circunscribe a la zona urbana de Madrid y es 100% benéfica.

Si quieres colaborar enviando tus zapatos usados o excedentes de fábrica u obtener más información escribe a nadiesinzapatos@gmail.com